Skip links

TÉ DE BOLDO

Té de Boldo

Té de boldo

El té de boldo es, retóricamente, un elixir de bondades para la salud humana. Entre sus propiedades se cuentan la expectorante, sedante, antinflamatoria, analgésica, antioxidante, diurética, hepatoprotectora, colagoga y colerética.

Se usa mucho para desintoxicar el hígado y mejorar sus procesos, así mismo para combatir el hígado graso y prevenir la formación de cálculos en la vesícula biliar.

También es eficiente aliviando dolores abdominales y retorcijones, reduce el estreñimiento y evita la retención de líquidos.

Cómo preparar el té de boldo

Para el té de boldo se usan las hojas de la planta. Se lavan muy bien y se alistan para la preparación. Lo único que se necesita es una taza de agua por cada 3 gramos de hojas de boldo.

Se pone al fuego una olla con el agua necesaria, dependiendo de la cantidad de hojas, y se deja hervir. Una vez hierve se agrega el boldo y se retira del fuego, se deja reposar por 15 minutos, se cuela y luego se sirve. Esta bebida se puede endulzar con un poco de miel.

El té de boldo se puede usar en combinación con la alcachofa, el cardamomo, el jengibre y el romero. Estas combinaciones son muy útiles para los evitar problemas biliares, desintoxicar el hígado y mejorar su función. Por otra parte, con el objetivo de mejorar los procesos digestivos se puede usar junto a la manzanilla, la menta, la achicoria, el cardo marino y el hinojo.

Esta bebida se puede tomar una vez al día y cuatro o menos días por semana. La anterior es una sugerencia, pues idealmente se deben seguir las indicaciones de un especialista.

Té de boldo en ayunas

Algunas personas recomiendan tomar el te de boldo en ayunas para mejorar los procesos digestivos, ayudar a desintoxicar el hígado de forma más efectiva y en casos de dietas para adelgazar. No obstante, su consumo debe hacerse por pocos días porque es una bebida fuerte de la cual no hay que abusar.

Para qué sirve el té de boldo

Además de los beneficios mencionados inicialmente, el té de boldo sirve para tratar la diarrea, disminuir el estrés, la ansiedad y el insomnio. También se usa para combatir enfermedades como la cirrosis, la hepatitis, la cistitis, la nefritis, el sobrepeso y la dispepsia.

Es muy bueno, de igual forma, para reducir los niveles de ácido úrico, desintoxicar la sangre, reducir los mareos, disminuir los dolores de cabeza, tratar los dolores de oído, desinflamar la vista, descongestionar el pecho y eliminar lombrices.

Algunos estudios indican que adicionalmente ayuda a aumentar las defensas del organismo.

Contraindicaciones del Té

El té de boldo está contraindicado en el embarazo, porque genera contracciones uterinas, lo cual aumenta las probabilidades de un aborto o un parto prematuro. No se debe administrar a niños menores de 6 años ni en mujeres lactantes. 

No se debe consumir cuando hay obstrucciones en las vías biliares, cálculos y problemas hepáticos severos. Cuando hay un tratamiento farmacológico, se debe consultar a un médico para que no haya interferencias con los medicamentos.

Al consumir el té en ayunas, el tratamiento no debe ser superior a nueve días. En general, no se deben tomar más de dos tazas por día ni por mucho tiempo. Si se desea tomar de forma frecuente, se pueden hacer descansos de dos o más semanas y después retomar el tratamiento.

Para qué sirve el Boldo